SÉ COMO UNA ESTRELLA DE BOLLYWOOD – HAZ LA LUBRICACIÓN CAPILAR

La lubricación capilar es un método de cuidado del pelo y del cuero cabelludo muy popular. Esta tendencia proviene de Oriente Medio. Las mujeres indias y árabes aplican aceites en su pelo para dejarlo más bonito y sano. Muchos amantes del cuidado capilar ya conocen el tratamiento del pelo con aceites y lo recomiendan encarecidamente. Este tratamiento ha ayudado a muchas personas a lidiar con las puntas abiertas, el cuero cabelludo irritado, la caspa y el pelo dañado. Si tú también quieres tener un pelo bonito, prueba este método.

hair-oil-options

¿Qué es la lubricación capilar?

La lubricación capilar consiste en aplicar aceite en todo el pelo, en el cuero cabelludo o sólo en las puntas. Dónde y cómo aplicar el aceite depende de ti. El tratamiento está recomendado para todo el mundo, sin importar la edad ni el sexo. Regenera el pelo seco, débil, quebradizo y dañado. Gracias a estos cuidados, tu pelo se volverá más brillante, saludable, fácil de peinar y resistente a los daños. Las células cutáneas del cuero cabelludo recibirán un mayor suministro de oxígeno, las glándulas sebáceas se normalizarán y los bulbos capilares se harán más fuertes.

¿Cómo puedes prepararte para la lubricación capilar?

Para que el tratamiento te ofrezca los resultados buscados, lávate el pelo para eliminar el exceso de sebo, suciedad y residuos de cosméticos. Esto también te permitirá deshacerte de las siliconas, la parafina y otros productos que dejan el pelo con una capa espesa y grasienta. Diluye un champú con SLS en agua y, tras finalizar el tratamiento de lubricación capilar, aplica una mascarilla capilar o un acondicionador hidratante.

¿Qué aceite usar para la lubricación capilar?

La elección depende de la porosidad del pelo, del nivel de daños y del tipo de cuero cabelludo. Empieza con aceites que tengas en tu cocina. El aceite de girasol, el de oliva y el de semillas de uva están muy bien. En las droguerías, tiendas de comida saludable y en Internet hay montones de aceites cosméticos. Estos productos ofrecen un cuidado capilar profesional. Elige aceites tales como: maíz, coco, lino, argán, tamanu, almendras dulces, jojoba, aguacate y macadamia. Recuerda que el cuero cabelludo y las puntas se pueden tratar con cosméticos totalmente diferentes. ¿Por qué? Las partes del pelo pueden variar con la porosidad y el nivel de daños.

¿Con qué frecuencia deberías realizar la lubricación capilar?

Si tu pelo está dañado, realiza la lubricación capilar a menudo. Una vez a la semana es suficiente. Ten siempre en cuenta que la lubricación capilar frecuente requiere un lavado del pelo igual de frecuente. Al usar champús con acción limpiadora fuerte, eliminas la capa protectora y provocas un exceso de secreción de sebo. Igual de importante es el tiempo dedicado a dejar reposar el aceite en el pelo. El tratamiento puede ofrecer resultados satisfactorios si se aclara pasadas unas pocas horas. Sin embargo, se pueden conseguir mejores resultados si se deja el aceite aplicado toda la noche. ¿Y cuánto aceite deberías aplicar en el pelo? Esto depende de la longitud y de la densidad. Algunas personas necesitan sólo dos gotas, mientras que otras necesitan dos cucharadas.

Métodos de lubricación capilar. ¿Cuál de ellos conoces?

Hay muchos métodos de lubricación capilar. Los más populares son: con el pelo seco, con el pelo húmedo, con spray, con acondicionador, con serum en spray y lubricación del pelo en un cuenco. El tratamiento con aceite del pelo seco se basa en aplicar aceite en el pelo seco y sin lavar. Por desgracia, el sebo, la contaminación y los residuos de cosméticos pueden limitar el acceso de los ingredientes nutritivos a las estructuras capilares internas. Es por eso que deberías probar el tratamiento con el pelo húmedo. Mójate el pelo y luego aplica el aceite. Después de más o menos una hora, lávate el pelo con champú y agua caliente.

En lugar de agua, usa spray para el pelo. Incluso uno que puedas hacerte en casa. Puedes complementar el spray de la droguería con ingredientes hidratantes adicionales, como el ácido hialurónico, proteínas o aloe. ¿En qué se basa el otro método? El tratamiento de lubricación capilar con acondicionador consiste en combinar aceite con otro cosmético acondicionador. Elige un acondicionador libre de siliconas, parafina y otras sustancias nocivas. Aplica el acondicionador en el pelo húmedo y luego el aceite. Después de aproximadamente una hora, lávate y sécate el pelo.

Probablemente el mejor método de lubricación capilar es con cosméticos caseros. Mezcla aceite, acondicionador/mascarilla y agua (puedes usar zumo de aloe en lugar de agua). Échalo en un frasco con pulverizador y luego úsalo como desees. El último método consiste en meter el pelo en un cuenco con agua y aceite. Se envuelve el pelo con una toalla y, tras una o dos horas, se lava el pelo a fondo.